Terapia psicológica en Badalona

¿En que puedo ayudarte?

Podrías beneficiarte de ayuda psicológica si…

Te sientes triste o abatido.

Las cosas que antes disfrutabas ya no te motivan.

Sientes que tus emociones te desbordan.

Estás tenso e irritable.

La preocupación y la ansiedad ensombrecen tu vida

Te gustaría tener una mayor disciplina.

Has experimentado la pérdida de algo importante en tu vida.

Te “comes el coco” con temas que te generan malestar.

¿En qué problemas puedo ayudarte?

¿Qué tipo de terapia practico?

Mi punto de partida como terapeuta es la llamada escuela Cognitivo-Conductual. Durante décadas, este enfoque terapéutico ha demostrado su eficacia en problemas como la ansiedad, depresión, fobias, trastornos de la alimentación y otros muchos problemas psicológicos. En la actualidad es el enfoque más sólido de los que disponemos.

Este ve los problemas psicológicos (miedo, ansiedad, tristeza, etc.) como formas de funcionar que se han ido aprendiendo a lo largo de nuestra historia vital. Y de la misma forma que aprendimos estas, podemos aprender nuevas formas de actuar, pensar y sentir que nos potencien en vez de limitarnos. Los terapeutas cognitivo-conductuales sabemos que no vemos el mundo tal y como es, sino que lo vemos a través de nuestras creencias y experiencias pasadas. De esta forma, reaccionamos a las interpretaciones que hacemos del mundo, existiendo muchas formas de ver una misma situación. Algunas interpretaciones hacen que nos sintamos indefensos o derrotados, mientras que otras nos hacen sentir frente a un emocionante reto.

La terapia-cognitivo conductual se plantea como un laboratorio donde paciente y terapeuta colaboran para generar y experimentar con nuevas formas de pensar, actuar e interpretar las situaciones. La finalidad es la de ver cuáles de ellas contribuyen a sentirse mejor y con un mayor control sobre la vida de uno mismo.

Los principios de mi práctica

Todos tenemos en nuestra mente una idea de cómo nos gustaría ser y de cómo nos gustaría que fueran nuestras vidas; nuestro yo ideal. Puede que estés experimentando uno o más problemas que te generan malestar y te separan cada vez más de ese yo, o que simplemente haya aspectos de ti que quieras mejorar. En un primer momento, mi foco estará en concretar y abordar esos problemas, pero debes saber que mi mayor interés es saber cuál es tu yo ideal: cuáles son tus valores y tus ilusiones, por qué causas darías tus mayores esfuerzos. Dejar de sufrir puede ser algo que se desee con mucha urgencia y un verdadero alivio al final del día. Pero te diré una cosa: dejar de sufrir no es lo verdaderamente motivador, no es algo que te haga levantarte por la mañana con la ilusión impresa en tus ojos. Lo verdaderamente ilusionante es sentir que cada paso que das para aliviar tu malestar es a su vez un paso hacia aquellas cosas que valoras y a lo que aspiras.

Creo que en el corazón de toda terapia está el esfuerzo de acercar a la persona lo máximo posible a quien desea ser. Y creo también que la raíz de nuestra felicidad está en el proceso de ir caminando en esa dirección.